Centro histórico

Caminar por el centro histórico de la ciudad es una experiencia que no hay que pasar por alto. De día o de noche el paseo por sus avenidas, calles, callejones, plazas y jardines, contemplando sus sobrias construcciones, lo inclinado de su orografía, la belleza del paisaje y el aroma de sus árboles y flores garantiza un encuentro romántico con el alma vieja de la ciudad. A veces resultará un tanto agotador el recorrido, pero el imprevisto encuentro con una placita o un rincón encantador será suficiente para retomar el aliento y reanudar el viaje por el tiempo.

Galería fotográfica

Ubicación

También te puede interesar

Monumentos

Parques y plazas

Paseos